CREER EN NOSOTROS MISMOS

Creer en nosotros mismos no es sencillo y menos cuando nuestro entorno no nos ayuda.

Confiar en nuestras propias virtudes y capacidades no será una tarea fácil si solo nos centramos en nuestras fallas en lugar de concentrarnos en el deseo de superarnos, es necesario conectar nuestro cerebro y nuestra mente en un solo objetivo: CREER EN NOSOTROS MISMOS.

Creer en nosotros mismos, es aceptar que somos únicos, diferentes a los demás y por supuesto, que tenemos grandes potenciales para afrontar la vida. Comencemos con lo que tenemos a nuestro alcance.

La razón de escribir sobre esto se remonta a mi niñez, cuando mi madre repetía una y otra vez: cuando algo te falte, todavía puedes comenzar con lo que tienes.

Muchas veces la oí decir “niño he hecho tanto con tan poco, que puedo hacer cualquier cosa sin nada”.

Así que, el siguiente paso es confiar en nuestro propio ingenio, para hacer uso de ello, para dirigir ese poder interno hacia afuera y cambiar nuestra  vida.

Comencemos con lo que tenemos a nuestro alcance, tal vez sea nuestra determinación, puede ser nuestras habilidades como padres o nuestra capacidad para aprender, puede ser nuestra fe, nuestra historia de superación y desafíos, podría ser esa pasión que tenemos para escribir sobre el papel, nuestra curiosidad, imaginación o compasión… puede ser nuestra calidez, el sentido del humor, la búsqueda de aprender, o el deseo de impartir sabiduría a los demás, puede ser nuestra manera para comunicarse con el silencio, puede ser nuestra hambre y la responsabilidad de poner comida en la mesa de nuestra familia.

Seamos orgullosos de nuestro ingenio, recordemos siempre que ha sido eso lo que nos ha permitido alcanzar los objetivos en el pasado.

Creamos en la abundancia infinita de los recursos que ya están a nuestra disposición, creamos en nosotros mismos.

Muchas veces me sentí como un ser sacudido por la tormenta, creciendo pobre, fallando en el colegio, trabajando sin futuro, la ingratitud de la empresa privada, quedar desempleado y sin brújula, luego animarme a comenzar mi propia empresa, desplomándome, hundiéndome por el fracaso y en la más fuerte tristeza, defraudando a mis amigos, a mi familia y a mí. Fueron muchas veces que pensé que me estaba pasando la vida en lugar de que yo tomara el timón de mi pensamiento y eligiera intencionalmente la dirección que quería seguir, me hundía en la angustia, la soledad, la falta de confianza y el desespero.

Cuando por fin reaccioné, me di cuenta que podía decidir y ya no ser un espíritu sacudido por la tormenta, supe que esa era la elección, eso era lo que quería ser y paso a paso aprendí a tomar las riendas de mi pensamiento.

Estoy seguro que todas las personas desean el éxito, así que comienza creyendo, nadie se propone a destruirse a sí mismo, aunque debemos admitir que pareciera que algunas personas lo hacen. Si todos quieren llegar al éxito, ¿por qué no todos lo logran?

Después de 27 años entrenando personas, trabajando hombro a hombro con vendedores y clientes de todas las características, discrepando con jefes por su ideología contraria a mis convicciones, luchando con emprendimientos en negocios tradicionales, llegué a la conclusión  que la respuesta al éxito está encerrada en unas palabras, creer en mí mismo.

Los perdedores no creen que pueden ganar, por lo tanto todas las cosas son posibles para aquellos que creen.

Cuando decidí emprender un nuevo negocio, una nueva oportunidad, me animé a estudiar, a conocer más de mí, aprender más de lo que empezaba a hacer, a revaluar mis creencias, comencé a obtener una comprensión de mi mente fabulosa; cada día aprendo un poco más, con un sistema educativo y de disciplina  que revoluciona mi mente  y con este conocimiento ha llegado la fe y la creencia en mí mismo, he vuelto a creer que lo puedo lograr, que puedo ganar, que puedo acompañar a otros, si, acompañar a otros, convirtiéndose esto en lo más gratificante y que da más sentido a mi vida.

“Cree y tu creencia creerá el hecho”

William J.

Hoy los invito a revaluarse, hay un espíritu enorme dormido dentro de nosotros, libéralo, creamos en nosotros mismos.

JocaR

Jose Carlos Ramírez C

Motivación & Liderazgo


Category:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *